Diógenes y el faro

Fue una sorpresa ganar las oposiciones. Cuando me presenté al examen, desmotivado, ni siquiera me tomé la molestia de contestar todas las preguntas. En esos días tristes acababa de romper mi última relación; de hecho, me la habian roto. Un taxista ebrio atropelló a mi amor y a nuestro perro y me arrojó de nuevo al vacío y a las voces. Después del accidente pasé … Continúa leyendo Diógenes y el faro