Entrada fija

De la Adolescización de la vida Moderna

Lo moderno. El no profundizar engendra seres humanos superficiales, insustanciales, menores, y desgraciadamente, masivos. Consumidores aburridos y alienados que necesitan nuevos estímulos programados (y casi siempre de pago). Borreg@s, con perdón de los animales. Nadie se cree nada ( que es muy diferente a creer en algo), o hace el esfuerzo de conocer las circunstancias de algo mas allá de la corteza exterior. Ni siquiera … Continúa leyendo De la Adolescización de la vida Moderna

Piscinas vacías

“No hay nada más vacío que una piscina vacía.” Raymond Chandler, El largo adiós A mi mujer y a mi nos encanta hablar. No solo entre nosotros, sino también contar a los demás lo que nos ocurrió en cuanto tenemos una oportunidad. Quizás pueda resultar extraño que los muertos hablen, pero aquí no pasan muchas cosas y, además, recordar es una agradable manera de saber que … Continúa leyendo Piscinas vacías

Granada, Nicaragua

Granada, la de Nicaragua, es una de esas ciudades que sostienen la vida con personalidad propia. Nos encontramos hace algunos años de paso, como se encuentran tantas cosas, y ella sonreía dormitando a la sombra de campanarios y volcanes. Adoquinada y furtiva, se robó un lugar en mis fantasías para siempre. Le gusta a Granada balancearse dulzona de habanos y ron en una mecedora de portal. … Continúa leyendo Granada, Nicaragua

Elogio a la tristeza

Ahora vivo en una casa estremecida por el viento, el que grita que ha llegado un año más para quedarse, el que anuncia al invierno, a la continuidad de las cosas, al tiempo. Agita las hojas de los tiestos, inquieta rincones dormidos, susurra risitas de lluvia por los pasillos. Y es mejor así, pues en el escalofrío de los cajones cerrados reconozco su caricia y … Continúa leyendo Elogio a la tristeza

Amor tenaz en el motel Ibis

Las maletas ya están desechas, las camisas y pantalones cuelgan de las perchas, los zapatos forman alineados por orden de colores en el armario: estamos instalados en el motel Ibis. En el vaso del cuarto de baño nuestros cepillos de dientes bailan cruzados su tango de cristal apasionado, regalándonos esa sensación de hogar tan necesaria. La habitación es diáfana, luminosa; la moqueta de color claro … Continúa leyendo Amor tenaz en el motel Ibis