Escándalo

Escándalo, Victor Cuerno

El día once de Julio Martinico causó escándalo en la mesa de dominó del alcalde. Yo era aun un niño pero lo recuerdo porque nos habían dado fiesta en la escuela al ser tal o cual santo y deambulaba la plaza empedrada alrededor de la fuente y lo vi todo, o casi todo. Martinico se levantó de pronto y gritó algo absurdo, no entendí bien, pero por las caras de los otros supe que era inconveniente. Alto y enjuto, Martinico era de estirpe pastora y sin sudar, que yo lo vi, sacudió la mesa del alcalde en la terraza del casino. Las fichas blanquinegras se desordenaron, vive dios, y volaron a su libre albedrio por encima de los presentes. Con un brazo en alto gritó Martinico un no se qué de justicia e injusticia y en ese momento hasta el alcalde se había levantado ya de la silla. Lo más llamativo y desconcertante fue la risa. Martinico se reía, se moría de risa, lloraba entre carcajadas mientras los demás le miraban, estupefactos y asustados. Fue el día 11 de julio. El día 24 a Martinico y a tres más les pegaron diez tiros en la tapia del cementerio. Eso no lo vi, eso me lo contó mi tía Sagrario, que ojalá descanse en paz. Pero esa ya es otra historia.

Ilustración Victor Cuerno. Acrílico y técnica mixta sobre papel. 24 X 12

Anuncios

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s