Kinito Smith y el doctor

Kinito Smith acaba de salir de la consulta y sostiene el resultado de los análisis mirando a su alrededor. Es una mañana soleada y fresca, la ciudad está llena de vida, deambulan los ciudadanos como abejas borrachas de polen. Kinito suspira. El doctor fue concluyente, se lo dijo sin titubeos. Los análisis exhaustivos que Kinito solicitó ratificaban su diagnóstico. Inútil continuar con mas exámenes, la … Continúa leyendo Kinito Smith y el doctor

Peregrino solista

El peregrino solista camina hacia su objeto de adoración. En la caminata solitaria está la expiación de sus culpas y el favor a sus deseos. El peregrino duda, pero solo un poco, siempre cuando se detiene. Ya se sabe: peregrino que duda no camina. Ideas peregrinas le rondan la cabeza, a pesar de todo. Se cuestiona a veces la excesiva duración de su romería particular, … Continúa leyendo Peregrino solista

Ahora mismo

Ahora mismo K. Smith (también conocido como Kinito y oficialmente denominado Kino Smith), en este momento, anda por la calle camino del médico y piensa que cada silla vacía en la terraza del bar contiene una historia, quizá muchas. Desecha pretender abarcarlas todas o ninguna de ellas y mira hacia otro lado, hacia el todo sin definición, como hacemos los demás. Aun así no puede … Continúa leyendo Ahora mismo

Kinito Smith: las increibles aventuras de una vida corriente.

Hoy presentamos: ” Mosca y las siestas de verano” Kinito Smith, como todo el mundo, está a favor o en contra de las cosas. Por herencia y condición adora las siestas del verano pero se opone firmemente al aire acondicionado. Es por ello que abre todas las ventanas de la vieja casa esperando que entre la brisa de las islas trayendo suspiros de balsa indocumentada … Continúa leyendo Kinito Smith: las increibles aventuras de una vida corriente.

Violencia, ego y aburrimiento

Violencia, ego y aburrimiento iban de la mano camino del puerto. Violencia manifestó que las gaviotas le resultaban odiosas y aburrimiento dijo estar asqueado por toda clase de aves. Ego comentó que su alma era como un pájaro sin alas que languidecía debido a la gravedad. Cuando llegaron al muelle 13, donde atracan los barcos que pescan lejos y abundan las tabernas con nombres exóticos, coincidieron … Continúa leyendo Violencia, ego y aburrimiento

Cloacas

Humpert Everald está nervioso el primer día de su nuevo trabajo, le aprieta el uniforme del saneamiento municipal y baja las escaleras al subsuelo en la Avenida 37  recordando leyendas urbanas acerca de enormes ratas albinas o gigantescos reptiles ciegos. Siente un escalofrío al dar el primer paso, sus botas de goma chapotean y en la oscuridad fétida ya no se escucha el tráfico de arriba. Sigue a … Continúa leyendo Cloacas