Poemas, tiempo y deseo

Se estiran los sueños para tocarte, deseo. Se estiran las palabras como manos que no alcanzan. Se descoyunta el presente, se suspiran los instantes en un coro de y si fuera.

En el lago y en el charco se reflejan estas nubes, en la masturbación sofisticada del poema. Vuelan llenas de promesas mentidas a uno mismo, son aire cargado de lágrimas que fertilizan el mar de los olvidos.

Es bonito llorar la sombra propia que a veces nos adelanta, que nos deja atrás cantando, que vive sin miedo mientras escribo letras tiernas y cobardes.

El paso del tiempo, así parece, es menos cervezas en el frigo, cada vez más tambaleantes y vacios los momentos.

Como restos de una boda en el salón cerrado, las copas sucias y los ceniceros, en el escenario de nostalgias sembradas mañana, yo espero.

Así te quiero tiempo, sin sentirte y sin olerte, mañana hecho de deseos que llevan a correr lejos, no a detenerse. Deseos empujando al mundo ciego hacia un arcén del calendario y hacia la sensación última, a la luz y al todo en nada.

Anuncios

3 comentarios en “Poemas, tiempo y deseo

  1. teatro grande, mi cama, de un solo actor y un publico solo, donde represento ardores que aplaudo al terminar, donde clinex arrugados son carteles anunciando el estreno de tu ausencia

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s