Vaginas amigas

Me has dejado copiar en los exámenes, dijiste que era especial, me miraste con ojos de lechuza selvática y me diste el valor de continuar, lejos.

No es eso, princesa. Estoy desganado, hay mucho lio. He adivinado que venías de la peluquería. ¿Que más quieres?

Cuando Molly salga de la tienda ya será miércoles. Es fastidioso. Además el entrenador ha dicho que llevemos mudas limpias.

La tia Conchita me estira el pito y dice alborozada que soy un pillastre. Tengo dos años y me están bañando en un plástico azul sobre la cocina.

No me arrepiento, sostengo que fue un acierto. A pesar de todo, los servicios del club no estaban tan sucios y el amor es ciego.

Sara apenas baila, me he fijado; patea el suelo con ritmo tímido. Su madre no le deja salir después de las doce y hoy llueve. ¿Tienes hora?

Anuncios

7 comentarios en “Vaginas amigas

      1. Te advierto Alvaro que ya he dado cuerda al reloj, que tus palabras me parecen una locura (en plan bien) y que estoy completamente sosegada.
        Todo lo rompedor me encanta.

      2. Menos mal, mercedes! Me habias asustado de verdad, pense que no recordabas la cordura de dar cuerda, tu que para mi eres un faro. Que locura! Recibida tu advertencia y comprobados los perimetros, me retiro y te envio un abrazo grande grande!

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s