Verano secreto antesdeayer

Estoy harto, todo el medioeste con los mismos putos disfraces. ¿Recuerdas Baltimore y tu traje de vaquero? A quien se le ocurre ponerse a cantar cuando llegó la policía.

Encontré el mensaje en una tapa de yogur. Utilizando el libro de claves descifré la condena del robo, las amenazas de muerte. Sus pataleos de secta caduca me produjeron risa. Entonces recordé, aterrado, que me había comido el yogur.

Detrás del edificio del periódico hay un callejón sin salida. Allí a los gatos les llaman mininos y a las ratas, su excelencia. Sus mendigos son los mejor informados de la ciudad

Consultado el manual de indicios y seguidas las pautas venenosas, Jeff regresó a Mondo Bonzo. Soy una hoguera, pensó, prendiéndose fuego. Sonreía hasta que le abandonó la consciencia y, entonces, la lluvia.

Anuncios

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s