Nocturno allegro ma non troppo

De noche, las calles de Valencia se iluminan nítidas y frías, como un quirófano vacío.

Cruzamos la colmena dormida, el hormiguero; estamos solos tú y yo.

Nuestro coche vuela e ignora los guiños rojos de los semáforos.

Quisiste ir a la playa, preferiste ver amanecer en el Mediterráneo, y yo te llevo.

Al hospital no, dijiste, ya no.

Conduzco rápido y después te sostengo en brazos hasta la orilla.

Tú miras el sol y sonríes tapándote la herida.

Cuando duermes para siempre, se escuchan las primeras sirenas y camino hacia ellas con la pistola en alto.

Ha sido nuestro último atraco, como te prometí.

De película, Alvaro Urkiza

Anuncios

6 comentarios en “Nocturno allegro ma non troppo

    1. Gracias. En un taxi al aeropuerto, de madrugada en Valencia, las calles vacias, los semaforos funcionando sin trafico ni peatones, el decorado de la vida esperando la funcion del dia siguiente, me impactó y me sugirió este pequeño texto.

  1. Y, además, presto con fuoco. Me hubiese encantado que la tensión se prolongara por más tiempo. Excelente cierre.

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s