El Viajante

Durante años los tesoros personales del viajante han estado dentro de una maleta.

Siguiendo la corriente de la vida en una mudanza interminable, el viajante recorrió todos los continentes conocidos, navegó los océanos de la tierra, sobrevoló fiordos, glaciares y chabolarios gigantescos.

Se embriagó de sensaciones destiladas a la manera de cada cual y de cada donde, bailó al son de músicas estridentes o serenas, alimentado por las frutas de cada bandera. Sostuvo ante todas ellas su maleta y continuó.

Perdido en selvas de verdes imposibles descubrió desiertos introvertidos y en ellos espejismos de alta graduación. Taxistas mitológicos le abrieron barrios secretos de la ciudad durante vigilias febriles.

Charló con al menos una abuela de cada país, consultó su pasado a los oráculos de montañas y costas. Cantó y bailó alrededor del fuego.

Cumplió todos los ritos, participó en los sacrificios, fue iniciado, apóstata y ateo de cada credo.

Y casi sin darse cuenta comenzó a hablar un idioma extraño. Mezclando palabras  de todos los lenguajes, un dialecto entendido en cualquier parte.

Acumuló fetiches, abalorios, protecciones y amuletos. Pisó sobre pisado y vio la alegría y la melancolía esfumarse en humaredas de sueños.

Abrazos diferentes le contaron las mismas historias. Y partía de nuevo.

Las despedidas le rompieron mil veces el alma y mil veces despertó lleno de esperanza frente a un nuevo horizonte de asfalto virgen.

Visten su piel cicatrices señaladas en todas las esquinas del mapa.

Inmunizado a las fiebres del sur y a las del norte, ya solo el insomnio le acompaña.

Porque está vivo.

-“La soledad es mujer del paseante, sombra que no podemos abrazar y que perseguimos en la ruta”- escribía en su última carta, desde una dirección borrada por el trasiego de manos y el correr del tiempo.

Anuncios

2 comentarios en “El Viajante

  1. Son dulces estos textos, con una abuela de cada país en la punta de la lengua. Una declaración de intenciones llevada a la práctica de continuo.

    Buen viaje, pues, con tan buena maleta.

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s