Continúo siguiendo

Llegué a México conduciendo un Chevy desde Lax empujado por los vértigos. No sabía, intuía, temía, elucubraba, me la soplaba igual. Allí no me enseñaron estatuas cagadas en parques somnolientos, allí se hacía nuevo todo y aún se continúa haciendo. Real mierda que sigue adelante y yo, también por eso, continúo siguiendo.

Anuncios

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s