Domingo

Duermo. A mi lado duerme desnuda mi mujer. Hoy es Domingo, nos levantaremos tarde. Anticipo en sueños el sabor del café que ella prepara, el ritual de nuestro desayuno. La imagino descalza en la cocina, canturreando. Su pelo brilla con la luz temprana.

Duermo, sueño. Despierto en la azotea, solo y armado con un fusil repetidor. Disparo a la calle, contra todo lo que se mueve allí abajo. Jóvenes en patinete, mujeres empujando un carrito infantil, bicicletas. Mis objetivos caen en silencio, como si durmiesen de repente. Disparo hasta que se terminan las balas. Estoy agotado. Me recuesto y duermo.

Mi mujer se agita en sueños y me abraza. Abro los ojos, miro hacia arriba, al cielo. No queda más munición. Duermo.

Anuncios

¿Quieres dejar tu comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s